900 años de sabiduría en el homenaje a las personas mayores de Valleseco

Valore esta noticia
10/10

. La decena de personas mayores fueron agasajados por las autoridades dentro de los actos festivos del mes del mayor 

El municipio de Valleseco brindó en la jornada de ayer un emotivo homenaje a las personas mayores de 90 años del municipio, una iniciativa de la Concejalía de Tercera Edad, en colaboración con el Club Municipal de Pensionistas José Castellano Sánchez, que se incluye en los distintos actos organizados para conmemorar el mes del mayor.

Están próximos al siglo de vida, 900 años de sabiduría, entre las 10 personas que han recibido este importante reconocimiento, con un acto multitudinario celebrado entre la parroquia y el auditorio del municipio. Entre las personas agasajadas estaba María Teófila Granado Santiago; María Luisa Ortega Cárdenes; Inmaculada Pérez Montesdeoca; Primitiva Alemán Guerra; Felisa Mesa Ojeda; Deogracias Mercedes Rivero Rodríguez; Rosendo Marrero Marrero; Cándido Rodríguez Marrero; Adela Aparicio Borras y Ana Isidora Castellano Montesdeoca, que recibieron un presente y las palabras de ánimo de su pueblo. Además, la vecindad pudo asistir a una misa en honor a ellas y ellos, celebrada en la parroquia de San Vicente Ferrer, antes de reunirse en el Auditorio Dr. Juan Díaz Rodríguez, donde tuvo lugar el acto central, que contó con la presencia de muchos familiares y personas allegadas.

Además, se procedió a la proyección de la película con sus palabras, música cubana, donde se arrancaron con total normalidad unas piezas de bailas entre los mismo homenajeados y familiares, la jornada del domingo se clausuró con un brindis almuerzo, dentro de un ambiente festivo y distendido. 

Este acto de homenaje tiene especial trascendencia en Valleseco, ya que es un municipio que sufre un proceso de envejecimiento acusado de su población, como consecuencia de la emigración durante las últimas décadas de muchas personas en busca de mejor fortuna hacia la capital y la costa turística del Sur. 

Sin embargo, el municipio emprendió hace años una política para tratar de combatir este fenómeno poblacional, con programas sociales y de apoyo al sector tradicional de la agricultura, con el fin de lograr que las nuevas generaciones encuentren un futuro más optimista sin salir de sus casas, y fomentar el arraigo.

Como dato, 1021 habitantes (549 mujeres y 472 hombres) del municipio superan los 65 años de edad, y 68 (42 mujeres y 26 hombres) sobrepasan las nueve décadas de vida. Por ello se merecen una parte importante de la atención institucional.