«Constancia, lectura y escritura creativa: las premisas de Beatriz Morales Fernández»

127 Visitas

Creo que estamos en un momento próspero de elección, es decir, muchos escritores y escritoras pueden decidir qué temáticas y géneros desarrollar, partiendo de la base de que hay un canon comercial que puede marcar que tu libro se encuentre en las mesas principales de las librerías. En estos momentos, el mundo editorial está también afectado al sistema económico, por lo que nos encontramos con la aparición del boom de la autopublicación, permitiendo así que muchas obras literarias salgan a la «luz», es decir, en formato papel, más pronto, sin tener que esperar a la elección de un grupo editorial. 

Además, la aparición del formato ebook o de distintos premios literarios, muy variados y abiertos a la literatura experimental o temáticas poco comerciales, permiten la edición de obras con voz propia. Sin contar el mundo de Internet y las plataformas online de lectura y escritura. En consecuencia, creo que estamos en un momento próspero para darse a conocer y buscar salidas para la edición, aunque sin olvidar que entran dos nuevos factores que influyen notablemente al escritor: el coste de su bolsillo para publicar y la dependencia constante de conseguir lectores. 

Nombre: Beatriz Morales Fernández.

Edad: 26 años. 

¿ De donde eres?: Soy de Las Palmas de Gran Canaria. 

Profesión : Soy profesora de Lengua Castellana y Literatura en Educación Secundaria y Bachillerato. 

 

¿En qué momento decidió que quería escribir?

El momento en el cual sentí que estaba encontrando un espacio en el que plasmar mi creatividad e imaginación fue en mi infancia, cuando mi madre o mi padre me regalan libros y, tras su lectura, me ponía a soñar en voz alta otros finales posibles o continuaciones plausibles. 

 

¿Cómo recuerda sus inicios en la Literatura?, ¿fueron difíciles?

No consideraría mis inicios con una dificultad tediosa, pues para mí el origen en el que empecé a gestar una voz literaria propia está en los blogs y foros, donde las personas compartían sus escritos. Así que recuerdo mis inicios con mucha interacción y con la puerta abierta para darme a conocer, poco a poco, y lo que iba saliendo de mí, publicando en algunas revistas insulares. 

 

¿Qué le aporta la escritura? ¿Y la literatura? ¿Piensa que vale todo en la literatura?

La escritura me aporta plenitud, un espacio propio donde ser realmente y entenderme. Sin embargo, la literatura de otros compañeros y compañeras me aporta crecimiento, tanto lingüístico como creativo, pues adquiero vocabulario e ingenio poético o narrativo, según el momento en el que me encuentre.

 

¿Cuál es tu escritor/a favorito?

Mi escritor favorito es Alonso Quesada, por darle la vuelta a la tragedia cotidiana y transformarla en belleza. 

 

¿Qué haces para mantener en forma la mente?

Leer mucho y apuntar en una libreta, específica para ello, ideas y citas literarias que me llamen la atención. Lo hago todos los días. Así siempre recuerdo que tengo magia de otros artistas en mis bolsillos o mochila, algo que me anima después a retarme y sacar de mí todas las ideas y palabras con las que quiero escribir una historia.

 

¿Hasta dónde se propone usted llegar en esto de la Literatura?

Hasta donde la vida me permita, no tengo pretensiones de ningún tipo. Serán los lectores los que juzguen y puedan darme cabida si lo estiman oportuno. Sigo en pleno crecimiento y me gusta sentir que esto es un eterno camino de aprendizaje. 

 

¿Qué es necesario para que una novela interese a los lectores?

En mi opinión, una novela captará siempre a una serie de lectores en función del mundo narrativo que presenten de entrada, pues la temática lanza un acuerdo a una serie de receptores que de por sí sienten interés en ella por otras lecturas previas, es decir, buscan un mundo específico que innove y que trate los mismos asuntos de forma original y desde otras historias. No obstante, la forma de utilizar y plasmar el lenguaje es fundamental para captar la atención del ojo y para dejarte un sentimiento de enganche, el cual después será comentado y se hará escuchar, llegando a muchos otros tipos de lectores. Eso también es despertar el más puro interés.

 

¿A qué se dedica cuando no escribe?

Doy clases de Lengua Castellana y Literatura en un instituto público. La mejor decisión de mi vida. Siempre estoy aprendiendo de mis alumnos y compañeros, lo que me genera múltiples alicientes para seguir escribiendo, con nuevas ideas que plasmar.

 

¿Hay algo que no te guste de ser escritor?

Nada, todo me fascina. Porque para mí la escritura es un espejo en el que me proyecto y soy, y me encanta ser en proyección a través de las palabras.

 

¿Cuál es su método de escritura? ¿Anota lo que se le ocurre?

Como comenté previamente, suelo tener una libreta donde anoto citas literarias diversas que me inspiran. Lo que sí es cierto es que suelo abrir el blog de notas del móvil y apunto palabras clave que me van surgiendo desde la imaginación y de ahí enlazo, convirtiendo las emociones que quiero expresar en versos. En cambio, para el relato corto no sigo ningún método específico de momento, suelo escribir del tirón, puliendo después. Sé que no es una buena metodología, pero ese terremoto inspirador se manifiesta a través de mis dedos de esa manera.

 

¿Cuál de todas tus cualidades crees que ha sido esencial para triunfar como escritora?

No considero que haya triunfado como escritora, pero sí como aprendiz de escritora. Lo que quiero decir es que cada día que pasa me sigo esforzando más y más para conseguir el objetivo: ensanchar mi capacidad de expresarme. Para mí el triunfo está ahí: en tener inmensidad de cosas que decir, pero seleccionar una técnica exacta con la que impresionar al lector. Estoy en ese camino, estoy leyendo mucho y escribo cada día un poquito más para conseguir esa técnica que para mí es el cúlmen de la creación literaria.  

 

Si pudiese ser un libro, ¿cuál sería?

Crónicas de la ciudad y de la noche, de Alonso Quesada. Sin duda alguna. La belleza perdida de los espacios y su embellecimiento místico en la mirada literaria del transeúnte en esa obra me llenan de inspiración. 

 

¿Cómo ve el futuro de la Literatura a nivel de su país y a nivel mundial?, ¿cree que los autores están obligados en cierto modo a cumplir las características de un bestseller para ver su obra publicada y con posibilidades de llegar a un número importante de lectores?

Creo que estamos en un momento próspero de elección, es decir, muchos escritores y escritoras pueden decidir qué temáticas y géneros desarrollar, partiendo de la base de que hay un canon comercial que puede marcar que tu libro se encuentre en las mesas principales de las librerías. En estos momentos, el mundo editorial está también afectado al sistema económico, por lo que nos encontramos con la aparición del boom de la autopublicación, permitiendo así que muchas obras literarias salgan a la «luz», es decir, en formato papel, más pronto, sin tener que esperar a la elección de un grupo editorial. 

 

Además, la aparición del formato ebook o de distintos premios literarios, muy variados y abiertos a la literatura experimental o temáticas poco comerciales, permiten la edición de obras con voz propia. Sin contar el mundo de Internet y las plataformas online de lectura y escritura. En consecuencia, creo que estamos en un momento próspero para darse a conocer y buscar salidas para la edición, aunque sin olvidar que entran dos nuevos factores que influyen notablemente al escritor: el coste de su bolsillo para publicar y la dependencia constante de conseguir lectores. 

 

En tu carrera como escritora, ¿cual ha sido tu mejor experiencia?

La experiencia de compartir. Sin duda. Y la receptividad para la interacción, es decir, la invitación a recitales y mesas literarias para leer y escuchar a otros compañeros de profesión y vocación literaria. 

 

¿Qué es un escritor/a?, ¿tiene para usted esta profesión ese aire idealizado del que a muchos les gusta dotarle o lo ve como un trabajo más?

Un escritor/a, para mí, es una persona con el alma abierta a la sensibilidad de la vida. No se trata de idealización, se trata de mirada, de la observación profunda de la sensación de sentir, de respirar lo inefable y captar lo que, escrito, se vuelve belleza. 

 

¿En qué proyecto se encuentra sumergida en estos momentos?

En la revisión de un poemario inédito. Me gustaría publicarlo pronto. 

 

¿Dominas los recursos de estilo, las figuras literarias o escribes con estilo propio y sigues experimentando y aprendiendo?

Creo que esta pregunta se puede convertir en una simbiosis de ambas: escribo utilizando figuras literarias para retarme, como desafío, buscando nuevas rimas; pero también me gusta desarrollar un estilo experimental, adaptando al momento, dejando que mi voz poética adquiera personalidad y libertad. Pero es cierto que la formalidad del lenguaje me seduce cada vez más y me gusta experimentar pero siempre con nuevas técnicas, centradas en los recursos de estilo, sobre todo los que crean musicalidad. 

 

¿Regala libros en alguna ocasión?

Por supuesto, me gusta regalar libros que he escrito cuando sé que a la persona a la que se lo voy a obsequiar, le va a llegar de verdad al corazón, porque intenta de todas las formas conseguirlo aunque le cueste económicamente mucho hacerlo, eso es un enorme gesto que yo no paso por alto. También me gusta regalárselos a mis alumnos, no quiero que se gasten dinero, prefiero que ahorren. Para mí ya es un privilegio que me lean. 

 

¿Cuántos años llevas como escritor? ¿A qué edad comenzaste?

Llevo más de 15 años escribiendo. Pues comencé a los 13. Una adolescente con inmensas inquietudes que necesitaban tener sentido por escrito.

 

¿Cómo le ha cambiado el mundo de la tecnología y el e-Book?

Más que cambiarme, me hizo nacer en el mundo literario, me hizo un hueco. Empecé a escribir en Blogger y conseguí lectores que después se interesaron por mí para poder compartir mis ideas y poemas. 

 

¿Sentías que habías nacido con vocación literaria?

La fui desarrollando con el paso de los años.  Poco a poco la vi nacer en mí. Siempre imaginando, siempre hablando en voz alta de posibles historias que se podrían contar…Algo había desde que era pequeña. 

 

¿Qué es lo más gratificante de ser escritor/a?

Que te lean y compartan contigo lo que han sentido al leerte, muchas veces no será lo que esperas o no llegarán al sentimiento exacto que quisiste plasmar, pero creo que esa es la verdadera intención: interactuar y enriquecernos el uno al otro, escritor y lector, para darle al texto un nuevo sentido, uno independiente de mí misma. 

 

¿Y lo más frustrante?

No poder dedicarme meramente a esto, tener una rutina ajetreada en la que el tiempo de plenitud, para mí la noche, es corta y limitada durante la semana. Pero no pasa nada, una se termina adaptando y saca tiempo del destiempo, quienes me conocen, lo saben. 

 

¿Un/a autor/a actual que le guste? ¿Por qué?

Centrándome en la literatura canaria contemporánea, un escritor que me gusta mucho es Santiago Gil, creo que es un representante de la evolución que adquiere la mirada de un escritor, y dicha evolución la podemos observar en sus espacios. Sin ser localista, con una mirada universal, plasma la problemática del canario, como hombre/mujer de mundo, en su forma de proyectarse ante el paisaje. 

 

¿Y uno que no le guste? ¿Por qué?

No me siento del todo cómoda con el cantante y escritor Alfred García. Por una cuestión de merchandising. Creo que podría ahondar en su mundo poético, pero lo deja todo en la superficialidad y las ideas que expresa, no tienen un ritmo propio, no llegan al lector. Por supuesto, es mi opinión. Para gustos, colores. Eso es lo interesante en la literatura: la diversidad lectora. 

 

Cuéntanos tu último trabajo como escritor: 

Recientemente publiqué un poemario, denominado El desvelo de los sueños, en noviembre de 2021 para ser más exactos, con la editorial BGR. Trato la sensualidad del cuerpo cuando acude al sueño. Hay un componente erótico en la forma de proyectarse hacia el amante. 

 

Esta es la sinopsis:

 

En esta selección de poemas de la autora, los conceptos sueño, silencio, cuerpo, identidad y esperanza juegan entre sí en la palabra poética y se entrelazan significativamente, experimentando con la delicadeza de las emociones y la sensibilidad del instante.

 

 

¿A qué te dedicas en tu tiempo libre?

A leer, organizar y participar en eventos culturales y académicos; y escribir, busco siempre un espacio personal para desarrollar las sensaciones que se me pasan por la cabeza y que quieren su propia independencia en el papel. Para conseguir esto último, suelo pasear y contemplar el atardecer, me apasiona observar los cambios del día para inspirarme; o acudir a cafeterías para escuchar el sonido del café haciéndose o apreciar el ritmo de las conversaciones de fondo. 

 

¿Cuál es tu gran sueño?

Conseguir publicar una novela, en estos momentos estoy empezando a desarollar mis ideas en oraciones yuxtapuestas y compuestas, construyendo, como hace años, párrafos que pueden dar pie a una historia. Veremos. 

 

¿Qué libros han cambiado tu vida?

¡Ufff!, una pregunta difícil. Tengo muchos. Pero voy a destacar dos: El arte de amar, de Erich Fromm, pues me enseñó a profundizar en el significado profundo de la palabra amor;  y Crónicas de la ciudad y de la noche, de Alonso Quesada, porque este gran escritor en la tragedia y la desgracia me enseñó a mirar belleza y contemplar que en todo espacio, siempre queda un atisbo de nostalgia.

 

¿Debe el escritor/a  construir una Literatura capaz de llegar a todo el mundo o limitarse a escribir para aquellos que considera capaces de entenderla?

Un escritor/a debe construir una literatura en la que se sienta cómodo, entendiéndose comodidad como posibilidad de dejar marchar tu propio texto como un ente individual lleno de significado, lleno de ti. Lo pares para verlo crecer, pero en la distancia. 

 

El regreso, la nostalgia, el sufrimiento causado por el deseo incumplido de regresar. ¿Tienes la obsesión del regreso a tenor de los nuevos cambios?

Tal vez. Pero es curioso: no es ausencia por sentir la imposibilidad de regresar hacia el origen, es la nostalgia de vivir de otra manera, en otro tiempo, de verme proyectada en otro camino que nunca se llegó a formar. 

 

¿Ha tenido que esquivar la censura en tus escritos?

No, no he tenido que esquivarla. Soy afortunada en ese sentido. 

 

¿Hay algún género más eficaz para transcribir la realidad que nos rodea?

Yo creo que la realidad se transcribe en todos los géneros, pues es el manifiesto literario de cada género el que refleja la realidad como una transcripción de un aspecto o vertiente de la misma. Aunque la novela es un género en el que la realidad puede expandirse o puede desquebrantarse. Ya que tiene más espacio para ello. 

 

¿Qué objetivo persiguen sus libros?

Trasladar e interactuar con las emociones del lector. La poesía es un diálogo envuelto, al final, en un monólogo que da el propio lector por medio de su interpretación. 

 

¿Cómo te defines a ti mismo?

Me defino como una persona en proyección, con completa curiosidad por lo que no sé, ansiosa por conseguir lo que aún no atisbo a sentir. Siempre estoy buscando, aún no sé el qué, pero me busco constantemente. 

 

¿Qué es lo primero que piensas cuando te levantas?

Un día más para aprender. Y lo digo en serio. Siempre me levanto con ganas de que mi aventura horaria me conduzca a nuevos conocimientos. 

 

Su mejor momento del día es…

La tarde-noche. El café de las siete de la tarde, con el color anaranjado apareciendo por la ventana, mientras el olor y la música chill-out de fondo me permiten trabajar o escribir en mis ratos libres. 

 

En su tiempo libre prefiere…

Escribir, pasear, leer…pero siempre escuchando música.

 

¿Y qué significa para ti descansar?

Estar con mis seres queridos, o sentirlos cerca, con un buen café o una copa de vino, riéndonos de la vida, disfrutando de los pequeños instantes sin necesidad de estar pensando en el trabajo o en el deber posterior al disfrute. 

 

¿Cuál es el mejor consejo que te han dado?

Es urgente saber esperar, decía mi abuelo paterno. Y ahora, me lo recuerda mi padre. Así que es el consejo que mejor guardo en mi corazón. 

 

¿Tiene algún libro de cabecera?

Sí, en estos momentos estoy leyendo Supersaurio, de Meryem El Mehdati. Qué novela tan infinitamente capaz de llenarte de significado y risa. La recomiendo profundamente. 

 

Lo que más le gusta de su tierra natal es…

El horizonte azul que nos rodea. 

 

Un lugar en Canarias para descansar, relajarse.

¿Para mí? El municipio de Agaete.

 

Sus lugares preferidos en Canarias son…

Agaete, me repito. Sin duda, mi querido Agaete; y el barrio de Vegueta para pasear y escribir.

 

Si tuviera que promocionar Canarias , ¿qué dirías? Para ti Canarias significa…

Reencuentro, quietud, calma, cultura con voz contemporánea, inclusión, posibilidad de tener un espacio.

 

Para usted la vida es…

Un instante que hay que sentir con fuerza, para irnos con la calma de habernos buscado. 

 

Usted no podría vivir sin…

Mis seres queridos, por supuesto. Y, hablando de cosas materiales…Libros, libreta para anotar, café. 

 

¿Qué consejo le darías a alguien que está empezando su carrera como escritor/a ?

Que escriba, que sea constante, que se relea en sus textos, pues descubrirá cosas de sí mismo que de otra forma no sería capaz de entender.

 

¿Si nuestros lectores quisieran ponerse en contacto contigo que tendrían que hacer?

Pueden buscarme en el Twitter, el cual tengo de manera profesional o puede seguirme en mi blog literario, Reflejos de un camino, donde suelo escribir con cierta frecuencia, dejo el enlace: https://reflejosdeuncamino.wordpress.com/

 

¿Como te gustaría que se titulase tu reportaje?

Bueno, por opinar…Me arriesgo con un título en función de las preguntas que me ha hecho, pero le dejo libertad creativa si lo estima conveniente: «Constancia, lectura y escritura creativa: las premisas de Beatriz Morales Fernández».

 

Muchas gracias por prestarme tu tiempo ¿Te gustaría decir algo más que durante la entrevista no te he preguntado?

Creo que las preguntas han sido fantásticas, una entrevista muy completa. Se lo agradezco enormemente. Le doy las gracias por contar conmigo. Es un placer. 

 

Perfil lúdico y cultural

General

¿Cuál es tu afición/pasatiempo favorito?

Leer y escribir. 

 

¿Con qué personaje real o de ficción te sientes más identificado? 

En la sincera escritura de Alonso Quesada.

 

¿Rural o urbanita? 

Urbanita. Adoro el movimiento, la dinámica constante de la instantaneidad y, de repente, la calma y la belleza en una azotea, con vistas al mar, de la ciudad. 

 

¿Qué cinco cosas te llevarías a una isla desierta? 

¿Cosas? Un teléfono con batería, para salir de allí en cualquier momento o si ocurre cualquier urgencia, aunque vamos a entender que la isla se presenta como un espacio placentero; un libro, una libreta, un bolígrafo y unas gafas de buceo.

 

Batería de preguntas rápidas.

Una frase: Hoy es siempre todavía, de Antonio Machado. 

Una canción: Everybody is chanching, de Keane.

Un olor: Olor a café, me encanta.

Un color: Azul cielo, azul celeste, azul marino…

Comida preferida: ¡Tomates aliñados con queso!

Una película: no podría quedarme con una, más bien me quedo con la saga de Harry Potter, en especial las dos primeras. 

Una virtud: Saber comprenderse, llegando incluso a la comprensión más profunda, la que surge del perdón. 

Lo que detesta: el amor o cariño interesado.

El futuro es…Una inquietud que el ser humano persigue a ciegas, sin saborear el presente.

Esta es la opinión de los lectores y en ningún caso corresponde con la de nortegrancanaria.com.

No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas.

Cualquier comentario ofensivo será eliminado automáticamente y se bloqueará la IP para que no pueda dejar comentarios sucesivos.

Tampoco se permitirán mensajes que no estén relacionados con la noticia.

El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

Comments 1

  1. Genial!! Me ha encantado!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Add New Playlist