El ARRU de la barriada Señorita María Manrique de Lara, con 1,6 millones de inversión, empezará en diciembre

Valore esta noticia
10/10
El ARRU (Área de Regeneración y Renovación Urbana) del centenar de viviendas de la Barriada Señorita María Manrique de Lara, con un presupuesto de 1,6 millones de euros, comenzará sus obras este mes de diciembre.
 
Se trata de obras de reforma, mejora de las zonas comunes, renovación de carpinterías, rehabilitación de cubiertas, impermeabilización, pintura, mejora de accesibilidad, pavimentación de patios, entre otros trabajos, que tendrán un plazo de ejecución 8 meses. Las obras comenzarán en el mes diciembre, con una financiación a través de fondos propios de Ayuntamiento de Agaete, del Consorcio de Viviendas del Cabildo de Gran Canaria, el instituto de la Vivienda del Gobierno de Canarias y el Ministerio.
 
La necesidad de la obra es paliar el deterioro de este espacio residencial, que fue construido en la década de los 70 y, aunque ha contado con varias reformas tiene problemas de accesibilidad e impermeabilización de las viviendas. El Barrio Señorita Manrique de Lara constituye un espacio urbano en el que es necesario actuar, para resolver deficiencias de funcionalidad, seguridad y habitabilidad. 
 
En este sentido, se prioriza la accesibilidad de los espacios libres, el acondicionando de sus fachadas, de las escaleras, barandillas y cubiertas, y en la generación de un entorno urbano sostenible y de calidad, así como el acondicionamiento de fachadas, sustitución de carpinterías y el soterrado del tendido eléctrico e implantación de un sistema de alumbrado público eficiente.
 
Se instalará una red de riego soterrada para crear nuevas zonas verdes, canalización de pluviales, y se dotará al espacio público de mobiliario y de elementos urbanos, tales como bancos o papeleras. En la parte inferior del área de intervención se han destinado dos espacios para huerto urbano.
 
Se aprovecharán los trabajos para rehabilitar mejoras en zonas comunes y crear un espacio más amable para los vecinos de la barriada. También están previstas intervenciones para la reforma estructural en ciertas partes que presentan deterioro, además de una mejora estética al completo del complejo de viviendas.
 
Dentro del proyecto se van a colocar luminarias eficientes en los patios y zonas comunes, con tecnología LED, y se renovará todo el mobiliario, que será adaptado a personas con movilidad reducida.
 
En un principio el proyecto contemplaba un plazo de ejecución de 10 meses, pero la empresa adjudicataria presentó una mejora de licitación con la que el plazo ha quedado reducido a 8. La empresa Verde Suárez será la encargada de realizar el proyecto, como adjudicataria por concurso público de entre las tres que se presentaron.