El Ayuntamiento rehabilita los daños provocados por Hermine en la calle Jiménez Díaz en Sardina

Valore esta noticia
10/10

El Ayuntamiento de Gáldar ha concluido la obra de rehabilitación de la calle Jiménez Díaz, en el barrio de Sardina, que fue el daño de mayor gravedad que dejó el paso de la tormenta Hermine. Las fuertes precipitaciones provocaron el derrumbamiento del muro situado entre los números 74 y 78 en el margen izquierdo de dicha calle, en un tramo de doce metros de longitud correspondiente a un solar sin edificar.

Los trabajos consistieron en la ejecución del muro de contención de hormigón armado, en pavimentaciones, canalizaciones y reposición de servicios afectados como aceras y red de abastecimiento de agua. La altura del muro levantado es de 8,70 metros y como consecuencia de las lluvias presentaba un riesgo alto de aumento del tramo dañado por la inestabilidad del talud, pudiendo incluso afectar a la viviendas colindantes, motivo por el que la obra fue declarada de urgencia.