Una placa frente a su casa en la calle Capitán Quesada recuerda a Pascual Calabuig, Hijo Adoptivo de Gáldar

Valore esta noticia
10/10
Pascual Calabuig, periodista deportivo e Hijo Adoptivo de Gáldar, cuenta desde ayer con una placa conmemorativa frente a la que fue su casa en la calle Capitán Quesada, número 20. Fallecido en marzo de 2020 a los 95 años, Calabuig nació en Valencia y se casó en 1956 en Gáldar, donde formó su familia junto a Carmen Miranda Auyanet, con quien tuvo cinco hijos. En el acto estuvo presente su familia, la corporación municipal liderada por el alcalde, Teodoro Sosa, y directivos de la UD Las Palmas, club al que estuvo estrechamente vinculado durante toda su carrera profesional.

La placa, obra del escultor Leopoldo Emperador, sitúa a Pascual frente a un micrófono y con un estadio de fútbol detrás y añade dos anzuelos en recuerdo a su afición por la pesca. Ideada por su gran amigo Enrique Sánchez, presenta el lema ‘Gran divulgador y comentarista deportivo que se ganó el cariño de los canarios. Hijo Adoptivo de Gáldar. ¡Pues no faltaba más!’ y fue cubierta por una bandera de la UD Las Palmas para su descubrimiento.

Teodoro Sosa, alcalde de la ciudad, destacó la gran cantidad de gente que se acercó para el homenaje, lo que demuestra que “un pueblo entero reconoce su labor con este reconocimiento, que es el mejor que se le puede dedicar a una persona”. “Era un caballero que paseaba esta calle todos los días y nos saludaba a todos con un respeto tremendo. Era un señor de los pies a la cabeza y Gáldar lo quería igual que él quería a Gáldar. No nació aquí pero podemos decir que tuvimos un gran embajador de nuestra ciudad”, indicó el primer edil, que recordó también el homenaje que recibió en vida con ese título de Hijo Adoptivo de la ciudad, además de la distinción de Roque Nublo que le entregó el Cabildo de Gran Canaria. “Este es un homenaje colectivo con los colores y el escudo de su Unión Deportiva, su familia y el pueblo de Gáldar”, añadió.

Julio Mateo Castillo, concejal de Cultura y Fiestas del Ayuntamiento de Gáldar, subrayó que que era “un embajador de Gáldar en el ámbito deportivo y periodístico y un galdense de pro y por eso este Ayuntamiento no dudó en respaldar la iniciativa de la familia en cuanto nos ofreció la oportunidad”.

Pascual Calabuig Miranda, uno de los cinco hijos del homenajeado, habló en representación de la familia y dio las gracias a todos los que han participado en el reconocimiento. “Esta placa refleja lo que era mi padre profesionalmente con un estadio de fútbol detrás, que era lo que más amaba, pero también quería muchas cosas como su pueblo y su familia, así como la pesca, que era una afición que muchos desconocían en él pero no hay nadie que conozca mejor la costa de Gáldar”.

Antonio de Armas, directivo e historiador de la UD Las Palmas, tomó la palabra en nombre del club, al que Pascual “estuvo ligado desde su fundación”, recordó. “Desde mi infancia se oía su voz, era una lingüística diferente, no estábamos acostumbrados a ello, le dio una forma diferente a las retransmisiones. Era una persona especial y no solo con la UD Las Palmas sino con el boxeo, la lucha canaria… todo el deporte en general”.