La Guardia Civil investiga al conductor de un vehículo por un delito de conducción temeraria y pérdida de vigencia en la isla de Gran Canaria

Valore esta noticia
10/10
  • A través del análisis de unas imágenes aportadas por una persona que interpone denuncia, se observa como el conductor de un vehículo turismo, realiza una maniobra de adelantamiento poniendo en evidente peligro a los usuarios que circulan por la vía en sentido contrario

La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil del Subsector de Tráfico de Las Palmas, investigó el pasado día 7 de noviembre a un varón 57 años de edad, por la presunta autoría de un delito contra la Seguridad Vial al conducir de forma manifiestamente temeraria al realizar un  adelantamiento prohibido a un vehículo y dos bicicletas  mientras circula en sentido contrario un ciclista, lejos de desistir en la maniobra de adelantamiento procede a consumar la misma poniendo en concreto peligro a todos los usuarios que en esos momentos circulan  en el tramo de calzada en la carreta GC-21 ( Teror )  en sentido Las Palmas.

Inicio y desarrollo de la investigación

Esta investigación se inició por los componentes de la Agrupación de Tráfico a raíz de la aportación de unas imágenes grabadas y tras su análisis y práctica de la investigación permitieron obtener los datos e identificación del conductor.

Estas imágenes grabadas desde otra cámara ubicada en el ciclista que se encontró el vehículo realizando el adelantamiento prohibido, se pudo apreciar como un turismo que circulaba sentido Las Palmas de Gran Canaria, ejecutaba una maniobra de adelantamiento al vehículo turismo y dos ciclistas que le precedían en tramo donde está prohibido el adelantamiento tanto por señal vertical como horizontal, ya que es un tramo curvo con visibilidad reducida, mientras que en el sentido contrario circulaba otro ciclista, poniendo en grave peligro la seguridad y la vida de todos los usuarios de la vía, sobre todo colectivos vulnerables en carretera como son los ciclistas.

Estos hechos suponían una acumulación de conductas antirreglamentarias que ponen en grave riesgo la integridad física o la vida de las personas. Además en las imágenes, la placa de matrícula aparecía en todo momento pudiendo identificar al vehículo infractor, quedando patente la conciencia de los implicados de la gravedad de las maniobras realizadas.

Tras el análisis pormenorizado de las imágenes realizado por la Guardia Civil,   se obtuvo los datos suficientes para identificar al conductor por la presunta autoría de un delito contra la seguridad vial por conducción temeraria poniendo en concreto peligro la vida y la integridad de los usuarios de la vía.

Posteriormente y en fecha de 19 de diciembre de 2022 componentes de la Agrupación de Tráfico del Subsector de Tráfico de Las Palmas de Gran Canaria, procedieron nuevamente a investigar al conductor referido con anterioridad, por conducir vehículo a motor con pérdida de vigencia conforme a sentencia judicial firme.

Desde la Agrupación de Tráfico, se recuerda que este tipo de comportamientos se encuentran recogidos en el artículo 380 del Código Penal, el cual condena a los conductores de vehículos a motor y ciclomotores, que realicen una conducción con temeridad manifiesta y poniendo en concreto peligro la vida o la integridad de las personas, con penas de prisión de entre 6 meses a dos años y privación del derecho a conducir entre 1 y 6 años.

Las diligencias practicadas fueron entregadas en el Juzgado de Guardia competente por demarcación.