Valore esta noticia
10/10

María Fernández: “Antonio Morales ha abandonado a los mayores de Gran Canaria y a los que los cuidan”

La candidata a la presidencia del Cabildo de Gran Canaria, María Fernández, mantuvo hoy una reunión con representantes sindicales de los enfermeros del Centro Sociosanitario El Pino, que hoy se han manifestado, y sostuvo que sanitarios, mayores y familiares de mayores están agraviados por la nefasta gestión de Antonio Morales en materia sociosanitaria

La nacionalista detalló: “Más de 400 mayores viven en el hospital insular porque Antonio Morales no ha dotado al sistema de camas sociosanitarias suficientes. En concreto, no ha sido capaz de ejecutar el plan sociosanitario y, de este modo, en los últimos seis años debía haber creado más de 1500 plazas que hay proyectadas y solo ha puesto en marcha 144. Esto son 18 plazas al año, ni el 10% de las que prometió, una auténtica desidia”

María Fernández subrayó que la falta de camas ha generado que personas mayores permanecen ingresadas hasta tres días en los pasillos de urgencias del hospital insular, “una situación inhumana”, dijo

Desde el Comité de Empresa del Centro Sociosanitario El Pino afirman: “Con las ratios de personal que tenemos dispones sólo de 15 minutos aproximadamente para atender a  un mayor en todos sus quehaceres diarios

El trabajador detalló que un solo auxiliar tiene que encargarse de atender a unas 10 personas y que en esos niveles no pueden atender en condiciones mínimas de dignidad a una persona “un centro sociosanitario no puede convertirse en un almacén de mayores”

Sanitarios, mayores y familiares de mayores agraviados por la nefasta gestión de Antonio Morales en materia sociosanitaria. Este es el panorama, dijo la candidata a la presidencia del Cabildo de Gran Canaria, María Fernández, que vive en los centros hospitalarios de la isla de Gran Canaria, durante la reunión que mantuvo hoy con representantes sindicales de los enfermeros del Centro Sociosanitario El Pino. “La realidad que nos revelan los datos y las circunstancias es que el actual presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, ha abandonado a los mayores de la Isla y los que cuidan de los mayores con unas condiciones para ambas partes nefastas, tal y como nos comunican los responsables de estas residencias”, subrayó la nacionalista.

En esta línea, la número uno a la presidencia del Cabildo de Gran Canaria sostuvo que el malestar y denuncia social está completamente justificado y detalló: “Más de 400 mayores viven en el hospital insular porque Antonio Morales no ha dotado al sistema de camas sociosanitarias suficientes. En concreto, no ha sido capaz de ejecutar el plan sociosanitario y, de este modo, en los últimos seis años debía haber creado más de 1500 plazas que hay proyectadas y solo ha puesto en marcha 144. Esto son 18 plazas al año, ni el 10% de las que prometió, una auténtica desidia. No ha cumplido con las promesas de camas sociosanitarias que prometió construir hace 8 años y lo peor de todo es que las que tiene construidas las tiene abandonadas”.

María Fernández subrayó que la falta de camas ha generado que personas mayores permanecen ingresadas hasta tres días en los pasillos de urgencias del hospital insular, “una situación inhumana de la que es responsable Antonio Morales”, dijo y añadió: “Es normal ver manifestaciones de familiares y cuidadores a las puertas del Cabildo de Gran Canaria protestando por las condiciones inhumanas que viven nuestros mayores en nuestros centros y por las condiciones en las que tienen que trabajar los sanitarios”. 

En este sentido, la nacionalista subrayó: “El sistema actual de Antonio Morales es inhumano y el modelo ya llega tarde.  Nuestro objetivo es dotar de herramientas, proveer a los sanitarios de los medios necesarios para que puedan cuidar a los que más lo necesitan. Establecer un ratio adecuado de usuario técnico es fundamental para que las condiciones de trabajo y las del usuario sean las más dignas posibles”.

Al mismo tiempo, la candidata hizo hincapié en que hay que pensar en la construcción de residencias más pequeñas y en acompañar el servicio con atención domiciliaria. Asimismo, recalcó que hay que apostar por un modelo respetuoso y efectivo con los mayores y con el sistema sanitario. “En nuestro Plan los servicios sociosanitarios deben empezar en la puerta de la casa y no sacar a los mayores de sus hogares cuando más pueden disfrutarlos” 

En este sentido, la candidata argumentó que su propuesta pasar por “implementar un ambicioso plan para instaurar la ayuda y acompañamiento a domicilio como una alternativa sociosanitaria de mayor calado”,  y añadió: “En este caso nos basamos en la importancia de no arrancarlos de sus entornos, de donde se sienten seguros, para no provocar o anticipar deterioros”.

María Fernández también detalló que otras de las medidas que tiene previstas, y que se incluyen dentro del Plan Gran Canaria son: poner en marcha el “Programa singular de envejecimiento activo”, con la cooperación de los 21 municipios de la Isla; aumentar el número de plazas para los mayores y para las personas dependientes, por medio de la colaboración público-privada; crear mejores centros sociosanitarios con un nuevo concepto asistencial en el que prime la autonomía de los residentes; y crear un proyecto que promueva espacios de encuentro generacionales que permitan la transmisión del conocimiento, donde las personas mayores con experiencia realicen labores de mentores y acompañamiento con jóvenes.

“No podemos hablar de longevidad ni de calidad en la etapa del envejecimiento si continuamos con la gestión del caos de Antonio Morales. Es el momento de revertir la situación para contar con un envejecimiento saludable y activo, para que los grancanarios y grancanarias sepan que el Gobierno de la Isla se esfuerza por proteger su bienestar”, indicó María Fernández.

Abián Jesús Gutiérrez, trabajador y miembro del Comité de Empresa del Centro Sociosanitario El Pino durante la reunión mostró su descontento con la política sanitaria del Gobierno de Antonio Morales y afirmó: “Sufrimos el abandono de las instituciones, no solo por la falta de camas, sino por el deterioro de las instalaciones y la falta de medios materiales y humanos. Esto provoca que los trabajadores estemos en un punto de ruptura y que no podamos dar el trato que nos gustaría dar como profesionales de la salud”, y resaltó: “Con las ratios de personal que tenemos dispones de 15 minutos aproximadamente para atender a un dependiente en todos sus quehaceres diarios. Levantarlo, asearlo, darle el desayuno, recoger la habitación, vestirlo, llevarlo a las actividades. Todo eso lo tienes que hacer en unos 15 minutos”.

Al mismo tiempo Abián Jesús Gutiérrez detalló que un solo auxiliar tiene que encargarse de atender a unas 10 personas y que en esos niveles no pueden atender en condiciones mínimas de dignidad a una persona. “La percepción que tenemos es que el Cabildo ha abandonado a nuestros mayores y a los trabajadores, importándoles bien poco lo que pase dentro de estos centros, que se han convertido en almacenes de dependientes. Sabemos que otros centros de la Isla viven las mismas circunstancias”.