La policía usa la fuerza para disuadir a los vecinos de Tunte y alojar a los migrantes confinados por Covid 19

ArtículosRelacionados

Agentes del Cuerpo Nacional de la Policía han desalojado sobre las 22:00 horas de este miércoles a los vecinos de Tunte que se habían congregado en la carretera de acceso al aula de la naturaleza con el fin de impedir la entrada de los migrantes que se encontraban en cuarentena por Covid 19 en Arguineguín.

En el encuentro entre los vecinos, que estaban sentados de manera pacífica en la carretera de acceso, los agentes se mostraron agresivos y se llegaron a pronunciar episodios de fuerza y en algunos casos de violencia por parte de la Policía Nacional.

En estos momentos, el pueblo sigue en la calle mientras que los 21 migrantes se encuentran en el aula atendidos y escoltados por la Cruz Roja, se desconoce dónde se encuentra el resto.

Algunas de las personas mayores presentan episodios de ansiedad por lo ocurrido y otros con lesiones y contusiones.

“Los vecinos estamos consternados por este suceso tan desagradable que no hemos vivido nunca, nos encontramos muy nerviosos ante la situación”

Los vecinos insisten “nosotros no somos racistas, de hecho queremos que los infectados vayan al hospital y sean cuidados” “no queremos vivir con miedo”.

También temen que en caso de que se produzca un descuido, un contagiado pueda expandir el Covid19 ya que el centro donde se alojarán se encuentra muy cerca del colegio, donde los alumnos comenzarán sus clases en septiembre.

El pueblo se pregunta cómo es posible que se maltrate a uno de los municipios turísticos mas importantes de España, “exponiéndolo a un grave peligro entre sus habitantes ya que de esta manera pueden dañar su imagen turística”.

Por otra parte, en la tarde de hoy, Samuel Henríquez alcalde accidental de San Bartolomé de Tirajana ha hecho saber a Maspalomas Ahora que tras finalizar una reunión a tres bandas, en la que se encontraban Cruz roja, Delegación del Gobierno, y Ministerio del Interior, han llegado a un acuerdo donde los 12 migrantes infectados por el Covid19 serán trasladados al municipio de Agüimes, concretamente a la zona de Arinaga. Los 59 migrantes restantes sí serán acogidos en el pueblo de Tunte donde pasarán la cuarentena.

Los vecinos por su parte al conocer la decisión han transmitido que seguirán adelante con las barricadas, incluso más personas se han sumado a esta protesta puesto que el “peligro sigue” y se niegan a que el pueblo se convierta en centro de acogida con el fin de albergar a más migrantes en cuarentena.

Fuente: Maspalomasahora.es

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *