Silencios

Valore esta noticia
10/10

Sobre sus ateridos labios

planeaba un beso azul,

un intenso placer desconocido

para ese corazón que ha muerto en vida.

Ella lo amaba. Él ya lo sabía.

Pasión incandescente donde nace

ese deseo febril de libertad

prisionera, pues él también la amó.

Inma Flores ©