Yo, a mi cuerpo por el poeta Domingo Rivero

¿Por qué no te he de amar, cuerpo en que vivo?;
¿por qué con humildad no he de quererte,
si en ti fui niño, y joven, y en ti arribo,
viejo, a las tristes playas de la muerte?

Tu pecho ha sollozado compasivo
por mí, en los rudos golpes de mi suerte;
ha jadeado con mi sed, y altivo
con mi ambición latió cuando era fuerte.

Y hoy te rindes al fin, pobre materia,
extenuada de angustia y de miseria.
¿Por qué no te he de amar? ¿Qué seré el día
que tú dejes de ser? ¡Profundo arcano!
Sólo sé que en tus hombros hice mía
mi cruz, mi parte en el dolor humano.

 

 

Comentarios
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...
Esta es la opinión de los lectores y en ningún caso corresponde con la de nortegrancanaria.com.

No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas.

Cualquier comentario ofensivo será eliminado automáticamente y se bloqueará la IP para que no pueda dejar comentarios sucesivos.

Tampoco se permitirán mensajes que no estén relacionados con la noticia.

El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Add New Playlist