Me tomas con ternura de la mano

y el tiempo se detiene en ese instante;

la mirada sutil, gesto elegante,

de quien en este ahora está cercano.

.

Hablamos con los labios, las miradas,

tan llenas de recuerdos hilvanados;

instantes que se cruzan oxidados

allá donde libramos las cruzadas.

.

Qué paz inunda el alma envejecida

de tanto pulular por esta vida

buscando en los recodos las certezas

.

y descubrir en ti las fortalezas

que ya creí perdidas, sin retorno

al lugar donde antaño no fue adorno.

.

Me quedo con tu abrazo, eternamente

abrigándome el alma, fuertemente…

Inma Flores ©

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...
Esta es la opinión de los lectores y en ningún caso corresponde con la de nortegrancanaria.com.

No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas.

Cualquier comentario ofensivo será eliminado automáticamente y se bloqueará la IP para que no pueda dejar comentarios sucesivos.

Tampoco se permitirán mensajes que no estén relacionados con la noticia.

El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Add New Playlist