DAME EL PERDÓN, MADRE TIERRA

Valore esta noticia
10/10

Dame el perdón, Madre Tierra.
No quiero tus metales
Que hieren y desgarran
La triste esencia nuestra.

No quiero los venenos de tus flores
Ni anhelo las garras de tus fieras…
Sólo quiero el perdón que anida en tus orígenes
En el primer instante de gestarse la existencia.
Si me perdonas el no agradecerte
Mi vida, mi cuerpo, mi vuelo, mis nubes y mis penas
Con la misma brisa en que me llegue
Perdón daré a todo el que me hiera.