Gáldar exhibe unidad frente a la violencia hacia las mujeres

Valore esta noticia
10/10
La calle Capitán Quesada, frente a las oficinas municipales, acogió en la mañana de este viernes la lectura de un manifiesto contra la violencia hacia las mujeres por la conmemoración cada 25 de noviembre de esta reivindicación. Ana Teresa Mendoza Jiménez, concejala de Igualdad, realizó la lectura del manifiesto en compañía de la corporación municipal, que portó una pancarta con el lema ’25-N Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres’. A la lectura, que estuvo respaldada por trabajadores municipales y vecinos, le siguió un minuto de silencio en memoria de las víctimas y una performance en su homenaje a cargo de Cristina Pérez e Ian Garside.

«Garantizar la libertad, la seguridad y la vida de las mujeres y proteger a las víctimas no es una opción, es una obligación democrática. La violencia machista nos interpela y las administraciones debemos combatirla con todos los medios a nuestro alcance, exigiendo el rechazo unánime y un ineludible compromiso por la igualdad, por la justicia social y la responsabilidad pública de las instituciones, las personas y los colectivos en todos los ámbitos de desarrollo de la convivencia», aseguró Ana Teresa Mendoza, que recordó que este año la violencia machista se ha llevado por delante la vida de tres mujeres en Canarias: Dácil, Clotilde y Abigail. «Con ellas ya son 101 feminicidios en nuestras islas desde que en 2003 se iniciara el recuento, que pesa y nos avergüenza como sociedad del siglo XXI».

La concejala concluyó con una serie de reivindicaciones: «Seguir aunando esfuerzos para impulsar la prevención de las violencias machistas en Gran Canaria, fomentando la coordinación entre instituciones, entidades sociales y demás agentes; seguir apostando por desarrollar la especialización en la atención de las víctimas por parte de los equipos profesionales de la red de prevención y atención a mujeres y menores víctimas de violencia de género en el municipio; seguir impulsando acciones para el fomento de la prevención de la violencia de género, así como el desarrollo de las atenciones especializadas a cada tipo de violencia; y seguir rechazando los discursos negacionistas de las violencias de género que constituyen una amenaza a la igualdad efectiva entre hombres y mujeres e intervenir para impedir su instauración en entornos sociales sensibles».