La Guardia Civil detuvo a una persona por poseer 16 animales algunos potencialmente peligrosos en la localidad de Telde

Valore esta noticia
10/10
  • El supuesto autor coleccionaba en su domicilio diversos especímenes un total de 50, los cuales algunos están considerados como especies invasoras y otros como potencialmente peligrosos

El SEPRONA de la Vega de San Mateo, procedió el pasado día 30 de noviembre de 2022 a la investigación de un varón, sin antecedentes policiales, como presunto autor de varios delitos; delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos, delito contra la seguridad colectiva, delito de intrusismo y delito de falsedad documental, incautando 16 especímenes vivos algunos de ellos potencialmente peligrosos y otros considerados como especies invasoras, como un cocodrilo enano, un caimán de Cuvier, Lagarto Escorpión, entre otros,  hechos ocurridos en el municipio de Telde.

Conocimiento de los hechos

Los componentes de la Guardia Civil tuvieron conocimiento de los hechos tras la operación NAJA-GC efectuada el 18 de febrero de este año y bajo la coordinación del Juzgado de Instrucción número 1 de Telde (Las Palmas), en el que se procedió a la aprehensión de un total de 48 especímenes protegidos y venenosos sujetos al Convenio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES), así como a la detención de un ciudadano de nacionalidad española, tras la información recopilada, se pudo obtener la posible conexión de ambas personas, cuya vinculación radicaba en la colección privada de especímenes exóticos sujetas a la normativa CITES.

Inicio y desarrollo de la investigación

La Guardia Civil en el ejercicio de sus funciones específicas, con la información obtenida y al realizar las indagaciones oportunas, comprobaron que en el municipio de Telde el investigado albergaba una instalaciones adecuadas, un total de cincuenta (50) especímenes vivos de diferentes especies, realizándose inspección administrativa auxiliados por el Veterinario Municipal. De dicha intervención, se acredita las buenas condiciones higiénicas sanitarias de los animales, presentando el inspeccionado numerosa documentación para ampararlos legalmente.

En las instalaciones se constata que treinta y nueve (39) especímenes están protegidos por el Convenio CITES y Reglamento CE nº 338/97; cinco (5) especímenes en el Apéndice I y Anexo A respectivamente, entre ellos, un cocodrilo enano africano (Osteolaemus tetraspis) y treinta y cuatro (34) especímenes en el Apéndice II y Anexo B respectivamente, entre ellos, un caimán cuvier (Paleosuchus palpebrosus).

Además dieciocho (18) especímenes están considerados animales potencialmente peligrosos según el Decreto 30/2018, tales como un (1) lagarto escorpión (Heloderma horridum) y un (1) monstruo de Gila (Heloderma suspectum) y ocho (8) especímenes están considerados como especies invasoras en base a los Reales Decretos 630/2013 y 216/2019, tales como una (1) iguana cornuda (Cyclura cornuta) y dos (2) Agama con volantes (Chlamydosaurius kingii).

Tras el análisis de la documentación, se concluye que nueve (9) especímenes CITES no tienen acreditado el origen legal de estos como el cocodrilo enano africano  y un Caimán de Cuvier, cuatro (4) animales potencialmente peligrosos tienen prohibida su tenencia (Anexo I) siendo reseñable un lagarto escorpión y un  monstruo de Gila, y tres (3) especímenes invasores siendo una iguana cornuda  y dos  Agama con volantes que presentan un riesgo potencial de establecimiento y naturalización, y por otro lado, se constata la alteración de documentos de origen y uso de documentos de otros animales que no corresponden con los especímenes inspeccionados.

Además de todo esto, se verifica que el investigado había adquirido por sus propios medios microchip para la identificación de especímenes, no acreditándose la implantación por parte de un veterinario de los dispositivos, al tratarse dicha práctica de un acto clínico.

Tras las discrepancias existentes en los documentos, el investigado hace entrega voluntaria de dieciséis (16) especímenes vivos; quince (15) son trasladados a una Fundación de Tenerife quedando en depósito y a disposición de la Autoridad Judicial y uno (1) a otra instalación en Gran Canaria a disposición del Servicio de Biodiversidad del Gobierno de Canarias.

En lo que va de este año en la isla de Gran Canaria, el SEPRONA ha incautado un total de 208 especímenes de diferentes especies catalogados en el Convenio CITES, animales potencialmente peligrosos y especies exóticas invasoras, así como unos 500 roedores e insectos en los municipios de Agüimes, San Bartolomé de Tirajana y Telde.

Las diligencias policiales fueron entregadas ante el Juzgado de Instrucción número 1 de Telde (Las Palmas).