Valleseco adquiere El Cortijo de Crespo

Valore esta noticia
10/10

. Una finca de más de 400.000 metros cuadrados y seis participaciones de agua dentro de la comunidad de la Galería de Crespo. 

. Para la creación de un coto de caza, de acampada, de autocaravana o realizar una zona recreativa. 

El Ayuntamiento de Valleseco ha adquirido la propiedad de El Cortijo de Crespo I con todos sus accesorios y seis participaciones de agua dentro de la Comunidad de la Galería de Crespo, tras la firma realizada por el alcalde del municipio, Dámaso Arencibia Lantigua y la familia Manrique de Lara y del Castillo por un importe de 474.000 euros. 

El Cortijo de Crespo ha tenido y tiene una vinculación histórica con el municipio de Valleseco. En primer lugar, tras las Guerra Civil Española, fue la despensa de muchos de nuestros vecinos y vecinas que subían a buscar tabique para el sustento de sus familias. Además, con el paso de los años, las infraestructuras construidas en los años 40, tienen actualmente un valor histórico incuestionable. A lo que se le suma las potencialidades turísticas y económicas que presenta la finca y sus accesorios, entre la parte accesoria de la finca, se encuentran  participaciones de agua que se vinculan a la futura explotación agrícola de la finca y que hasta ahora han servido para garantizar el suministro de agua a nuestra población.  

Arencibia señalaba que “hoy es un día importante para el municipio de Valleseco, especialmente para la vecindad. Uno de los cortijos del municipio, Crespo en concreto, pasa a formar parte del patrimonio municipal solo en torno a unos 400.000 metros cuadrados de terreno, conjuntamente, con seis participaciones de agua dentro de la comunidad de la Galería de Crespo”. 

Decantado que eso nos va a permitir, en primer lugar, «el garantizar el suministro de agua al abasto de la parte alta del municipio y también contar con una extensa proporción de terreno, una finca que tiene distintas posibilidades entre las que se contempla. Estamos hablando de la opción de poner por una zona recreativa, una zona de autocaravana o una zona de acampada, precisamente la parte más alta llegando a Constantino, y también, cómo no, uno de los compromisos electorales, como fue un coto o la reserva de un coto». 

Por último, señalaba que “la amortización de adquisiciones individuales de agua en torno a unos cinco años, pues también nos da la opción de participar directamente en las decisiones de la propia comunidad de la Acequia de Crespo, además de adquirir también la parte proporcional de todo su patrimonio hidráulico de la acequia que cruza todo nuestro municipio desde la zona de Crespo hasta bordeando todo el casco del municipio hasta llegar a Los Castillos, además de la colaboración y participación en todos sus depósitos y embalses que tiene también en este caso en el municipio de Arucas.