Paseo Literario

Perfectamente imperfecta…

Perfectamente imperfecta, cada vez más hermosa, cada vez más loca. Ríe por todo, llora por nada. Unas veces cariñosa, otras pasional, otras maternal. Bebe vino,

Arnoldo Rodríguez Cabrera

El tiempo ido…

Cuanto tiempo ha pasado… cuanto tiempo. Pasa como el viento. Corre y vuela. Siempre en silencio.   No dice nada ni sus pasos se sienten.