Habla para que yo te vea

El poder de la radio en la comunicación política

En el enorme entramado de la comunicación política la radio ha demostrado ser un medio perdurable y poderoso.

Aunque en la era digital y de la inteligencia artificial nos encontramos inmersos en un mundo de redes sociales y transmisiones en vivo, la radio sigue desempeñando un papel fundamental en la transmisión de mensajes políticos de manera efectiva. Siempre preparada, siempre predispuesta, siempre emitiendo.

¿Por qué es de importancia crucial la radio en la comunicación política? Por su alcance, por su credibilidad y por la capacidad única para conectar con audiencias diversas.

Como asesor político encuentro, entre muchas, cuatro grandes ventajas de usar la radio como vehículo del mensaje político y contactar con las audiencias políticas.

1. Alcance Masivo y Audiencias Diversas:

Uno de los mayores activos de la radio en la comunicación política es su capacidad para llegar a audiencias masivas de manera inmediata. A diferencia de otros medios, la radio es accesible en casi todos los rincones del mundo, tanto en áreas urbanas como rurales.

Este alcance masivo permite a los políticos comunicar sus mensajes a una audiencia diversa, abordando una amplia gama de temas y preocupaciones que afectan a diferentes sectores de la sociedad.

Además, la radio es un medio que trasciende las barreras socioeconómicas y educativas. Desde profesionales urbanos hasta agricultores en áreas remotas, la radio llega a todos, convirtiéndose en un puente entre distintas clases sociales. En una sociedad cada vez más fragmentada, la radio se destaca como una herramienta inclusiva que une a las comunidades a través de la información política.

No todo el mundo tiene acceso a internet.

Según los datos del último Informe de Banda Ancha correspondiente al año 2021, publicado por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, un total de 2,4 millones de españoles que viven en zonas rurales no tenían acceso a Internet de al menos 100 megabits por segundo (Mbps)

Según la ONU, un tercio de la población mundial sigue desconectada de internet.

2. Inmediatez y Flexibilidad:

La radio es inmediatez, proporcionando a los políticos una plataforma para abordar eventos y problemas en tiempo real. En el contexto de la comunicación política, donde las noticias pueden cambiar rápidamente, la radio se destaca por su capacidad para adaptarse y responder de manera ágil a los acontecimientos actuales.

En esa inmediatez Los políticos han de ejercitar su habilidad de oratoria cuando se expongan en los medios de comunicación.

Ya que la radio es sonido, el sonido hacia los oyentes de radiodifusión es a veces un elemento al que la audiencia no le presta atención constante.

Para captar la atención de la audiencia se deben enviar y pronunciar mensajes basados en la sencillez verbal. La flexibilidad de la radio también permite la creación de programas especializados que profundizan en temas políticos específicos.

Entrevistas, debates y análisis en profundidad son formas efectivas de transmitir información compleja y fomentar el entendimiento público sobre cuestiones políticas cruciales.

3. Conexión Emocional y Credibilidad:

La radio tiene la capacidad única de construir conexiones emocionales con la audiencia. A través de voces, tonos y estilos de presentación, los locutores pueden transmitir emociones y humanizar a los políticos. Esta conexión emocional es esencial en la comunicación política, ya que permite a los líderes establecer vínculos con la audiencia, generando confianza y credibilidad.

La falta de elementos visuales en la radio también obliga a los políticos a centrarse en la calidad de su discurso y argumentación. Esto contribuye a la construcción de una imagen de credibilidad basada en las ideas y propuestas, más que en la imagen superficial.

Por otro lado, la radio combina perfectamente con la música, se llevan muy bien de la mano. Por eso, el poder emocional de la música en política es un factor determinante para combinarlo con los mensajes políticos de los partidos y candidatos. El neuromarketing político trabaja capítulos como la reacción del cerebro humano ante los elementos de comunicación que recibe, por la vista, por lo que siente y también por lo que escucha. Las palabras habladas y oídas tienen un poder extraordinario de conexión en la comunicación política actual.

En un trabajo de investigación del año por Zuckerman y Hodgins en el año 1993 los resultados demostraron que el atractivo vocal produce efectos que son comparables en magnitud a los efectos del atractivo físico.

 “Habla para que yo te vea”, Sócrates.

Cuando escuchamos a un líder político por la radio de manera automática le atribuimos ciertos rasgos físicos, atractivos si es una voz modulada y menos atractivos cuando no lo es. Al ver físicamente al político tratamos de unir las apreciaciones físicas con la voz, provocando en ocasiones, como resultado, cierta desilusión o, al contrario.

Un ejemplo de esto es cuando escuchamos un programa de radio.  Puede suceder que recordemos el timbre de voz del locutor, atribuyéndole ciertos rasgos de personalidad y no lo relacionemos con su rostro.

En ese estudio se presentaron la cara y la voz simultáneamente, ocasionando que los perceptores encontraran el canal menos atractivo como decepcionante. Las señales vocales provocan un efecto en sí mismo y llevan bastante peso como para causar decepción con la apariencia física, cuando el atractivo vocal fue menor que el atractivo físico y viceversa. Estamos en la era de la desinformación y de las fake news. Actualmente ya hay más noticias falsas que verdaderas. Bots, influencers, medios de dudosa reputación, redes sociales y muchos condicionantes hacen que escuchar la radio ofrezca un soplo de cierto aire de credibilidad política.

¿Sabías que la radio es el medio de comunicación en el que más confían los españoles, de acuerdo con el último Eurobarómetro de la Comisión Europea? Es el medio de comunicación con mayor credibilidad – con un 45% -, situándose por delante de la prensa escrita (37%) y la televisión (32%).

A continuación, se sitúan los medios digitales y las redes sociales, que son las que menor confianza suscitan. A través de la voz podemos expresar hasta 15 emociones distintas. Con 2 años de edad ya somos capaces de identificar cinco emociones diferentes mediante la voz.

La voz contiene información acerca de las emociones humanas. A través del análisis de características como el tono, la entonación y el ritmo, los investigadores pueden identificar y clasificar diferentes estados emocionales, como la alegría, la tristeza, el enojo o el miedo.

No es lo que se dice, sino como se dice.

4. Costo-Efectividad y Accesibilidad:

Por último, desde la consultoría política, tenemos este capítulo de la efectividad de la radio en comparación con otros medios de comunicación. La radio es una opción más asequible y accesible.

Esto es especialmente valioso para candidatos políticos con presupuestos limitados que buscan llegar a un público extenso sin comprometer la calidad de su mensaje. Además, la radio está disponible en formatos tradicionales y digitales, ampliando aún más su accesibilidad.

La radio sigue siendo una herramienta esencial en la comunicación política debido a su alcance masivo, inmediatez o capacidad de conectar emocionalmente.

En un mundo donde la información y la desinformación fluyen constantemente, la radio se mantiene como un pilar confiable para los electorados y donde las personas dedicadas a la política buscan llegar a audiencias diversas y construir relaciones sólidas con el público. Como conclusión, la importancia de la radio en la comunicación política radica principalmente en su credibilidad, luego en la capacidad para trascender las barreras y por llegar, más que a los oídos, al corazón de la sociedad.

Isaac Manuel Hernández Álvarez

Asesor Político experto en comunicación y marketing político

www.isaachernandez.es