Desde hace tiempo se ha puesto en conocimiento desde los representantes sindicales de la Policía Local de UGT, al Ayuntamiento de Gáldar, que los vehículos policiales, excepto uno, están obsoletos, pasando más tiempo en el taller de reparación que patrullando en vía pública.

Lo habitual ha sido la compra de vehículos de segunda mano:

ArtículosRelacionados

Un  Renault  Kangoo  (segunda  mano)  procedente  de  la  Policía  Portuaria  de  Las Palmas con más de 23 años de antigüedad con deterioro en interiores, exterior oxidado, motor y escape humeante, entre otras cuestiones.

Dos  Opel Corsa  (segunda  mano)  procedentes  de  una  empresa  que trabaja  en  el aeropuerto, averiados los dos actualmente.

Una pickup procedente de Protección Civil (segunda mano) cambiando su uso a la Policía Local, con continuos problemas en dispositivos acústicos y luminosos, así como de motor.

Un Renault Megane (único vehículo que cuenta con mampara de protección para el traslado de detenidos) donado por el Cabildo de GC en el año 2007, al cual se le han puesto varios motores (segunda mano), acumulando averías varias en rotulas de dirección, freno de mano, etc., algo impropio para un servicio de emergencias como es la Policía Local.

Desde luego no es serio que se tarden años y que se compren coches de segunda mano para un servicio que se presta 365 días al año, las 24 horas.

Servicios como llevar a un/a médic@ y enfermer@ a requerimiento del 112, por una persona que se encuentre en una parada cardiaca o respiratoria, a toda velocidad con sirena y luces de emergencia, en coches que te pueden dejar a medio camino, no es de recibo en el año 2021.

Hay dinero para fiestas, pirotecnia y jolgorios, pero no hay para comprar coches para el servicio a los ciudadanos.

No parecen darse cuenta de que ese u otro servicio como: incendios, agresiones, violencias de género y domésticas, robos, etc. los puede necesitar cualquier persona y la Policía Local debe estar con los mejores medios para acudir a dicho lugar en condiciones.

Manifestaron tener solicitados 2 coches, siendo muy pocos, y se les ha comunicado que hacen falta más, incluso varios con equipamiento para traslado de detenidos, más necesario aún en época de pandemia por seguridad para los agentes.

Se le ha solicitado un plan de renovación, pero solo están dispuestos a parchear, con subvenciones únicamente, demorándose mucho en el tiempo y la Seguridad de los Galdenses no puede esperar.

Una Ciudad Europea de primera no puede tener coches de país subdesarrollado.

Se adjuntan algunas imágenes ya publicadas anteriormente y algunas recientes, pertenecientes al parque móvil de la Policía Local de Gáldar.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 4 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *